Hazte autónomo

  En España por desgracia aún no existe una gran confianza a la hora de emprender nuestro negocio, principalmente por miedo al fracaso. Pensamos que nos va ir fatal y que por ser nuestra empresa, la gente no va entrar y nada más lejos de la realidad, con buenos productos y servicios de calidad y mejor precio que tu competencia, tus ventas están aseguradas.

  De todos modos es importante conocer a través de un estudio de mercado cuales son las posibilidades de sacar tu negocio adelante y es que si vendes guantes en el Sáhara, nadie va estar interesado. Conocer las necesidades de las personas en tu entorno será fundamental para conseguir un gran número de ventas.

  Lo mejor de todo es que gracias a las nuevas medidas del Gobierno de España, en la actualidad podemos disfrutar si iniciamos por primera nuestra actividad una subvención con la cual solo pagaremos 50€ por nuestra cuota de autónomos los primeros seis meses. A eso sumaríamos el IRPF, que también es subvencionado obligando solo a facturar un 9% y que si venimos de la empresa privada y tenemos paro, podríamos capitalizarlo solicitando el total del dinero para disponer de efectivo y montar nuestro negocio.

Una serie de medidas que nos ayudarán a empezar una actividad por nosotros mismos con grandes ventajas.